Bienvenido a Pet Secret
Consigue el libro
¡GRATIS!

Cómo elegir un buen queso

queso

En esta ocasión lo que queremos es que sepas de qué forma es posible elegir el queso adecuado de tal forma que tu dieta pueda mejorar. Muchas veces se piensa que una dieta para poder adelgazar sanamente debe poder restringir algunos alimentos que se tomen entre estos los propios quesos.

¿Cómo elegir un buen queso?

El queso, como nos dicen en adiano.es, es un derivado de carácter lácteo madurado que es bastante rico en calcio, proteínas, vitaminas y aminoácidos esenciales.

Piensa que un queso bueno cuenta con bastantes beneficios. Por una parte lo que hace es aumentar y fortalecer la respuesta inmune, y por otra parte cuenta con probióticos que mejorarán la flora intestinal.

Eso sí, existen tantas variedades y clases de quesos que no es fácil la elección Si se quiere elegir uno bueno, es preciso mirar el aroma, origen, aspecto, sabor y los maridajes posibles.

Origen

Existen bastantes sitios en los que se puede adquirir queso, que van desde supermercados, tiendas gourmet, queseras, tiendas online, etc. Lo mejor es adquirir un sitio en el que cuentes con la seguridad de que el queso provendrá de una fuente de confianza y que tenga óptimas condiciones a la hora de conservarse.

Estado en el que se encuentra el queso

Si se quiere elegir un queso de calidad, es necesario fijarse en la apariencia y en como huele o sabe.

SI se ve como tiene una película oleaginosa, es posible que queso se exponga a una serie de cambios a nivel de temperatura, de tal forma que las grasas puedan salir al exterior, volviéndose todo rancio.

Ingredientes y elaboración

Lo mejor es echar una ojeada a la etiqueta para saber qué clase de leche se uso al elaborar el queso.

Caducidad

En especial cuando compramos queso fresco, es fundamental que se revise la fecha de caducidad.

Asegúrate de que no esté cerca la fecha de vencimiento o que no se encuentre caducado ya.

Estos son de los aspectos en los que es necesario fijarnos cuando hay que elegir un queso bueno. Es necesario ser conscientes de que un queso bueno tenga solo leche cultivos lácteos o cuajo, así como algo de sal.

Clases de quesos y la inclusión en la dieta

Preocupa bastante qué quesos se pueden incluir en la dieta y no engordar. El caso es que los últimos descubrimientos lo que hacen es sugerir que la dieta no está asociada a los aumentos de peso.

Queso fresco

El queso se hace gracias a un cuajado y deshidratación de la leche. Esta clase de queso no precisa de maduración o estacionamiento. El caso es que es fundamental que se mantenga en el refrigerador a unos 3 o 4 grados centígrados.

Queso madurado

Esta clase de queso después de que se fabrica precisa de condiciones y temperatura que pueda generar cambios. Está caracterizado por un gran aroma y sabor.

Este es una clase de queso que una vez se ha fabricado precisa de condiciones y temperatura que puedan generar una serie de cambios. Todo ello caracterizado por la intensidad del aroma y un sabor fuerte.

Entre los que tienen mayor popularidad podemos hablar de los quesos madurados, como el parmesano, edam o el gouda.

Son unos quesos con un gran componente de grasa que debemos valorar si se quieren incorporar a la dieta, tanto por tener miedo a ganar peso, como por otros temas de salud.

Queso azul

Los quesos azules, caso del gorgonzola y también el roquefort, podemos reconocerlos por la gran cantidad de mohos, lo que les da un aroma y sabor bastante típicos.

Esta clase de quesos precisa de ambiente en el plano húmedo que favorecerán el que proliferen los mohos.

Queso cremoso

Con gran cantidad de grasa y nata, si se compara con el queso fresco, donde el Camembert o el Philadelphia, son unos quesos que son utilizados para ser untados.

El consumo de esta clase de quesos tiene que ser reducido o directamente eliminado, en especial cuando se quieren seguir dietas para poder perder peso.

Queso procesado

Otro alimentado que es fruto de fundir dos o más pesos. Cuando se realiza el tratamiento son eliminados los microorganismos que le dan sabor a este tipo de quesos, por lo que pueden ser insípidos al gusto.

Queso ricota

Este queso se hace partiendo del suero de la leche de vaca, siendo algo granulado y de textura de gran firmeza.

Se usa mucho para hacer postres y para preparar diversos alimentos. Un queso sano para nuestros alimentos, sin duda.

Facebook
LinkedIn
Twitter
Email

Prueba las visitas guiadas

Cuando las personas se van de viaje suelen irse a su bola aunque no acaban viendo toda la belleza con la que cuentan las ciudades.

Scroll al inicio

Suscríbase a nuestro Newsletter

Suscríbase hoy mismo a nuestro boletín electrónico para recibir información actualizada sobre las últimas noticias, tutoriales y ofertas especiales.